lunes, 30 de noviembre de 2015

VI Subida a los Campanarios

Llegó el otoño, llegó noviembre, y, como cada año, el último fin de semana de noviembre llegó el broche de oro al Otoño Mágico del Ambroz, la Subida a los Campanarios. Esta carrera no es ni la más dura, ni la más larga, ni la más exigente de cuantas componen el circuito FEXME, pero el entorno en el que tiene lugar hace que sea una cita obligada en el calendario y que, en cuanto cruzas la meta pienses, tal y como suelen decir l@s pamplones@s cuando termina San Fermín, ya queda un día menos para la VII Subida a los Campanarios.
Perfil de la carrera
Para que la carrera fuese perfecta y no faltase de nada, el tiempo se unió a la fiesta, amaneció un día espectacular, sol, ausencia de viento y una temperatura bastante agradable, ya que el frío de primera hora de la mañana enseguida se vio derrotado por los rayos del sol y por el calor que provocaba el esfuerzo de la continua subida hasta el Collado de Piedras Labradas, punto más alto de la carrera. También me gustaría destacar el nivel deportivo de esta prueba, que cada año gana en calidad, lo cuál queda reflejado echando un vistazo a los podiums de ayer, sobre todo en categoría femenina, con victoria de Mercedes Pila, dominadora de las Races Trail Running a nivel nacional, seguida por Andrea Gil y la ex-ciclista profesional Dori Ruano, ahí es nada. En categoría masculina volvió a repetir victoria el salmantino Álvaro García Hernández parando el crono en 1:07. A las 8:00 de la mañana poníamos rumbo desde Badajoz hacia Casas del Monte mi compañero de club Guillermo Guevara, que afrontaba su primera carrera de montaña, Ariel, amigo de la AACB y yo. Tras casi dos horas de viaje se repite el ritual habitual en estos eventos:
Foto de familia
Recogida de dorsales, fotos, saludos, charla, ligero calentamiento y al control de dorsales. La salida estaba prevista a las 11:00 de la mañana, pero se produjo con casi media hora de retraso por cuestiones que desconozco. En esta edición y tras un cambio de última hora, la salida sería en ascenso y el recorrido aumentó en varios cientos de metros, por lo que este año la distancia total a recorrer superaba los 15 kilómetros. Me tomo la salida con bastante calma, y hasta que no acaba el tramo urbano y cambiamos el cemento de las calles de Casas del Monte por la tierra de los caminos no empiezo a ganar posiciones. Como siempre, corro para disfrutar, sin ningún objetivo concreto, si bien tenía intención de bajar si era posible mi marca de 1:38 en la edición del año anterior. Poco a poco la carrera va rompiéndose durante la subida, y a la vez que pasan los kilómetros voy disfrutando del entorno y de las vistas que el recorrido nos ofrece. Justo antes del primer avituallamiento, primer contratiempo del día: Un chico que estaba disputando la prueba corta se ha despistado y se da cuenta en ese momento que está haciendo el recorrido equivocado, le animo a seguir pero se tira al suelo y empieza a llorar porque iba segundo en la corta y tenía muchas ilusiones en la carrera.
Salida
Así que me paro, trato de animarle, le ayudo a levantarse y le acompaño hasta el avituallamiento donde finalmente y con los ánimos de los voluntarios y otros corredores conseguimos convencerlo para que siga corriendo y haga la prueba larga. Tras este parón continúo la subida a buen ritmo, y a pesar de que me encuentro bastante bien prefiero no forzar y no correr el riesgo de pagarlo más adelante. Tras salvar un par de gargantas que este año iban prácticamente secas debido a la ausencia de lluvias, escucho los ánimos de varios voluntarios y aficionados que están justo antes del segundo avituallamiento, situado en el km.7,3 en Piedras Labradas, miro de reojo el crono: 51 minutos, el año pasado coroné en una hora, la cosa marcha bien. Breve parada para beber y coger alguna gominola y a por la bajada. Las zonas más técnicas están completamente secas, con lo cuál y a diferencia del año anterior, se podía arriesgar un poco más sin miedo a resbalarse.
Inicio del descenso
 Tras algo más de un kilómetro de bajada llega el segundo contratiempo del día: Voy encabezando un grupo de tres corredores en una zona en la que los árboles prácticamente cierran el sendero, veo una gran rama que cruza de derecha a izquierda a la altura de los ojos, me agacho para salvarla y un par de segundos después escucho un golpe seco y un grito, me giro y veo que uno de mis compañeros de bajada no ha tenido tanta suerte, así que vuelvo sobre mis propios pasos y me intereso por su estado, está tumbado, asustado y aturdido, pues el golpe ha sido en la cabeza, así que le ayudo a retirarse del sendero y a sentarse y estoy un rato con él para asegurarme de que está bien, tras lo cuál me dice que se encuentra mejor, que siga, que en un rato seguirá bajando él también. Así que continúo mi carrera, aún así, cuando veo al siguiente voluntario paro y le comento lo sucedido por si finalmente el compañero no pudiese seguir y necesitase ser evacuado. Tras superar la última zona técnica de bajada, el recorrido nos lleva a través de la pista de Jarilla y giramos a la derecha, Casas del Monte ya hace rato que se ve abajo y cada vez más cerca.
Alicia y Guille
Tras una breve parada en el tercer avituallamiento intento forzar el ritmo en esa zona llana, pues el último kilómetro pica hacia arriba y resultará duro. Acaba el camino, bajamos por una pista de cemento, giro a la derecha y vuelta al casco urbano de Casas del Monte. Tras un breve tramo de callejeo volvemos a la Plaza de los Morales: gritos de ánimo, fotos, niños que esperan en la recta de meta para chocarte la mano, el crono marca 1:40, las sensaciones son buenas, y el Otoño Mágico que pone punto y final. Pobre de mí.

Como de costumbre, carrera muy bien organizada, buena señalización, buen ambiente en meta y un trabajo espectacular de l@s voluntari@s. En lo personal bastante contento, sobre todo después de lo que sufrí en la Subida al Castillo de Portezuelo hace tres semanas, siempre es una buena noticia ir recuperando sensaciones poco a poco. Próxima cita: 17 de enero, I trail de Zafra.

Nos vemos corriendo.

7 comentarios:

  1. Muy bien, mejorando en cada carrera. Adelante campeón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias crack, ahí vamos, poco a poco, paso a paso.

      Eliminar
  2. Muy bien, mejorando en cada carrera. Adelante campeón

    ResponderEliminar
  3. Buen espíritu deportivo, ayudando a los que lo necesitan y avisando a los voluntarios, creo que pronto te veo organizando los eventos y, disfrutándolos por su puesto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, no somos profesionales, esto es una sana pasión, de hecho fue muy reconfortante el hecho de que el chaval viniese a darme las gracias cuando me vio en meta y estaba muy contento de haber terminado la carrera larga.

      Un abrazo crack!!

      Eliminar
  4. Por si fuera de interés para usted, sus compañeros de rutas o los lectores de su web, tengo publicado el blog plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José Luis, de lo más interesante el blog, me lo pongo en favoritos.

      Un saludo.

      Eliminar